Ernesto “Tito” Puentes Big Band – Cuida mis prendas

Es un gusto escribir sobre uno de los discos más dinámicos y enérgicos que he escuchado, tanto así que luego de oírlo se convirtió en una de mis Big Bands favoritas. Ernesto Tito Puentes (con igual sobrenombre y casi el mismo nombre que el legendario timbalero Tito Puente quien se llamaba Ernest) es un trompetista cubano nacido en 1928 en el seno de una familia musical. Se inició en el arte de lo invisible a temprana edad y ya a los 17 años tocaba en el grupo de uno de los considerados padres de la salsa, Arsenio Rodríguez, luego con el grupo Todos Estrellas de Félix Chapottin. En 1953, después de una gira de tres meses por España, decide radicarse en París donde rápidamente se convierte en una figura reconocida en el ambiente afrocubano muy de moda en aquel entonces. Integra varios grupos de jazz latino, de RetB y blues y se vuelve el director musical de artistas importantes. En 1980 fundó una de las primeras orquestas de salsa de Francia, “Los Salseros” y en 1993 asume la dirección musical de la orquesta del músico y activista camerunés Manu Dibango (el mismo que tocara con Fania All Stars el pegajoso Soul makossa que hasta fue plagiado por Michael Jackson) quien también desarrolló una gran carrera musical en Francia.

En 1995 decide armar su Big Band de 20 músicos (5 saxofones, 4 trombones, 4 trompetas, piano, bajo, batería, congas, timbales, percusión menor y cantante) que se destaca por interpretar arreglos de jazz latino y salsa pero con una sonoridad bastante interesante y dinámica con influencias del funk, blues y soul donde se percibe un bajo muy predominante en sus temas. Su orquesta la integran músicos de Francia, Colombia, Venezuela y Cuba. Ha realizado 5 producciones musicales: El Alacrán (2000), Yo quiero vivir tranquilo – Live at The New Morning (2002), Cuida mis prendas (2005), Victoria (2007) y en 2012 hace el lanzamiento del disco “Gracias” por todo el cariño que le ha brindado el país galo.

En cuanto a su disco de 2005, éste inicia con “Mis prendas” tema bailable en ritmo de montuno donde destaca el arreglo de la sección del “brass” (aunque en verdad esto es constante en todo el disco) con un buen sólo de trompeta y con un coro insinuador: “Si te quedas conmigo, te brindaré mis prendas”.Luego Tito te dice “Cuídate”, tema que inicia en modo de descarga con sólos de conga y juego de metales que cerca de la mitad del tema introduce la parte vocal y coros.

“Qui siera” inicia con un montuno acompañado de palabras recitadas, estilo que hace recordar temas de Bobby Matos o de La Orquesta Versalles y letra de corte romántico. En “La sinceridad” se percibe el ritmo del mambo con buen sólo de saxofón, de trompeta y en especial el arreglo de los vientos.

A continuación suena uno de los mejores temas de la producción, “Luk .P”, ¡Que temazo! Hecho para despliegue a sus anchas del timbalero quien por ratos alterna juguetonamente con los vientos, el bajo lleva una cadencia que invita a mover los pies y caderas mientras que los dos cantantes con sus pregones no hacen más que realzar el talento del percusionista.

Luego de tantos temas movidos es necesario hacer una pausa y escuchar un bonito bolero como lo es “Quédate”, con aporte vocal femenino, un tema cálido de esos para bailar en pareja sin salirse de la baldosa. Posteriormente “Uno más” es un mambo con un sabroso sólo de saxo y de piano que recuerda a los de su homónimo cuando la época del Palladium en la que los dos Titos (Puente y Rodríguez) se daban batalla.

Después viene el que para mí es el otro gran tema del disco: “Eso es el amor – Yo te quiero mi amor”, tema que inicia como un suave cha cha cha con letra romántica que poco a poco de modo sutil se va acelerando y cuando menos nos damos cuenta es que estamos gozando con un tema muy movido. “Silvya” es el único tema instrumental del disco, un jazz latino suave en ritmo de bolero donde destaca bastante el saxofón alto a los largo de la melodía (trae reminiscencias de algunos temas de la Big Band Chico O’Farrill). El cierre del disco no pone a gozar nuevamente con “Piango piango” en el que Tito se faja con sus sólos de trompeta bajo la cadencia del mambo mientras el coro y cantantes lo destacan aún más.

“Cuida mis prendas” aunque tiene unos arreglos muy elaborados es un disco que cualquier oyente puede disfrutar pues está enfocado al baile y el goce sin necesidad de que el oyente sea un experto en la materia. “Tito” Puentes siempre ha sido considerado un virtuoso de la trompeta y es una leyenda viviente de la música afrocubana quien no sólo luce una gafas negras enormes sino una juventud y vitalidad envidiable pues a sus 88 años continúa deleitando a Francia y el mundo con su maravillosa Big Band.

reseña de Mario Enriquez




Tags:


You may also like...

Choco y Sus Complices

Siguenos En Spotify

Join Our List