DJ Ara Un huésped europeo y salsero en Cali

1

DJ Ara Un huésped europeo y salsero en Cali

Por Roberto Carlos Lujan

Ara Kazarians, melómano y deejay propietario del Hotel La Posada Salsa Boutique, ubicado en Cali Colombia, vive desde hace algunos años en nuestra ciudad, de la cual confiesa se enamoró por su clima e idiosincrasia de sus gentes, así como por su aspecto distintivo: el gusto por la música salsa. Luego de vivir su luna de miel con su esposa brasilera en la sucursal del cielo, y tras seis o siete veces devisita en Cali, decidió quedarse en nuestra ciudad para apoyar la salsa a su manera.

Visitamos a DJ Ara en las instalaciones de su hotel el pasado 23 de diciembre de 2011, con el propósito de conversar en torno a su trabajo como DJ en Londres, su trabajo actual y su afición por la salsa. Nos atendió con su amabilidad y sencillez característica, con su acento extranjero nos habló en un español casi perfecto.

Los primeros años…

Ara Kazarians se trasladó a Londres, Inglaterra en 1974, luego de algunos años de residencia adquirió la nacionalidad británica. Pese a su inconformidad con el modo de vida y clima experimentado en esa ciudad, logró construir una trayectoria como deejay de salsa en algunos clubes de Londres.

“Cuando yo era niño escuchaba música armenia, la cual tiene muchos tambores, es muy percusiva. Es un tipo de música folklórica pero tiene su lado popular, y la música popular tiene sus cosas folklóricas. Pasé muchos años en Londres y allí comenzó mi afición por la salsa, aunque la primera música latina que escuche fue la de Santana que combinaba los ritmos afrocubanos con el rock. Me enamoré de la música y hasta hoy escucho a Santana.”

El calor humano de la gente de su país no lo encontró en Inglaterra, no sintió empatía con la energía de los londinenses, motivo por el cual decidió residenciarse en Cali, Colombia hace algunos años, ciudad la cual le había seducido en sus viajes previos por el gusto por la salsa y ambiente caribeño.

“Nunca me gusto el clima de esa ciudad. La cultura era bien diferente. Considero la cultura Armenia con un gran calor humano con sentimientos fuertes como la cultura latina. En los años ochenta comencé a tener amigos colombianos en Londres y salía con ellos a sitios de salsa, algunos eran lugares clandestinos, abrían hasta las cinco o seis de la mañana porque no tenían permiso. Comencé a comprar discos de salsa en 1989 y me hice deejay de salsa y no pare (risas).”

La salsa en Londres

La presencia de la música salsa en Londres debe considerarse a partir de dos aspectos estrechamente relacionados: la visita de agrupaciones y la existencia de formaciones musicales locales; el primer aspecto está relacionado con la preferencia de una audiencia por este tipo de música, la cual está conformada por individuos de origen latino, residentes en dicha ciudad. Un segundo aspecto, está relacionado con la presencia de muchos músicos de procedentes del continente americano, los cuales junto a los ingleses -básicamente-, conforman las agrupaciones enfocadas en la práctica de la salsa y el jazz latino.

“El contacto con la música popular “latina” en Inglaterra probablemente comenzó alrededor de la década de 1920 con el auge del tango. Sin embargo, la reciente popularidad de la salsa con el proceso de inmigración de los años setenta, cuando comenzó el flujo migratorio más numeroso de latinoamericanos hacia Inglaterra. Diferentes grupos de latinoamericanos trajeron consigo o le pedían a sus parientes que les enviaran la música que escuchaban en sus países. Un grupo de los primeros inmigrantes comenzó a organizar fiestas en las casas, luego a alquilar centros comunales o salsa de reuniones de iglesias para organizar fiestas en las que se compartía música y comida.” (Román Velásquez, 1998: 59)

La conversación efectuada con deejay Ara, nos ayudó a conocer un poco la historia reciente de la difusión de la música salsa en Londres.

“En 1989 no había clubes de salsa en Londres, había noches de salsa. Tal vez viernes de rock, sábados de música disco o martes de salsa. Había lugares colombianos que colocaban cumbia, salsa, merengue y lambada lo mezclaban todo, eran frecuentados por londinenses y europeos. Para los años noventa todo se separó, la música del Brasil y la salsa a un lado, esta última se separó en dos: donde andaban los colombianos y los ingleses. La primera orquesta de salsa que yo vi fue el grupo Niche. Luego Joe Arroyo, Guayacán, Gran Combo y Tito Puente, bastantes orquestas durante los años noventa.”

La investigadora social Patria Román Velásquez señala en su artículo “El desarrollo de un circuito salsero y la construcción de identidades latinas en Londres”, la existencia de 14 bandas de salsa en Londres durante los años noventa, un número significativo solamente comparable con ciudades capitales europeas como Paris y Amsterdam.

“La difusión de la salsa no se debe simplemente a la presencia de latinoamericanos, sino también a los grupos de personas no latinoamericanas y las industrias musicales que han mostrado un creciente interés en la música. Las rutas de la salsa hacia y en Londres pueden relacionarse con los esfuerzos simultáneos de las industrias musicales, embajadas, clubes de música, tiendas de discos, revistas, estaciones de radio y campañas de solidaridad con los países latinoamericanos. Todos estos grupos y entidades han participado en la promoción de eventos salseros, cada cual para promover sus propios objetivos, pero al mismo tiempo se ha forjado la necesidad de establecer vínculos entre éstos. Las relaciones entre estas entidades y grupos han contribuido a la incorporación de la salsa en el espectro musical londinense.” (Román Velásquez, 1998: 59-60)

Le preguntamos a DJ Ara por las actividades de algunos músicos colombianos, ingleses y latinoamericanos en general, responsables de la movida salsera en Londres:

“Conocí personalmente al percusionista Roberto Plá y a su esposa Dominique, ella promovía ‘noches de salsa’ en clubes. Conozco a Doransé Lorza, él tiene su Sexteto Café, es un arreglista toca el tres, vibráfono y tiene mucho talento.”

“La Clave es una orquesta que existe allá hace mucho tiempo, conocí al conguero de ese grupo, creo que se llama Peter, bueno hace tiempo que no lo veo. Conocí a Robin Jones & King Salsa, a Snowboy una noche también. Y ahora último a Alex Wilson, quien innova mucho.”

Antes de irse de Londres, participó en la elaboración y publicación de la revista Latin London Magazine en 1998, la cual alcanzó a publicar una docena de ejemplares.

“La primera edición de la revista Latin London Magazine surge en 1998. Eso fue una cosa de corazón, ya había decidido salir de Londres. Inicialmente yo escribí algunas cosas, pero teníamos amigos que escribían como John Armstrong, DJ y coleccionista, también había un colombiano DJ que colaboraba. Promocionaba la salsa, contaba con la divulgación restaurantes y lugares de salsa, celebraba la vida latina en Londres.”

Pese a una baja popularidad de la salsa en Londres en los años ochenta, existían lugares en los cuales se adquirían discos.

“Había en los años ochenta tiendas de discos en las cuales vendían en su sección internacional discos de salsa. Luego apareció la tienda de discos Mr. Bongó y también cuando viajaba a España compraba, en mis viajes a Cali compraba pastas de salsa. Tengo más de mil pastas y cerca de dos mil cedés.”

¡Rolling por la salsa!

Una vez decide marcharse de Londres, debió elegir entre Cali y Rio De Janeiro, dos ciudades favoritas de Ara durante sus viajes. Optó por irse a vivir a Rio de Janeiro en noviembre de 1999, debido a las problemáticas sociales de Cali en los años de los noventa. En Brasil, fungió también como deejay en lugares pequeños sin cobrar por su trabajo, solo por el gusto de programar durante los descansos de la orquesta de planta del lugar, la cual alternaba interpretaciones de salsa y samba. Luego tuvo sus “noches de salsa” en ese lugar, en sus programaciones propuso a Eddie Palmieri, Roberto Roena, Tommy Olivencia y Sonora Ponceña, entre otros, obtuvo buena aceptación del público bailador asistente. Conoció a Agustín Flores, director de la orquesta salsa Klave, conguero y deejay del cual recibió amistad y mucho apoyo.

El hotel está ubicado en el Oeste de Cali, en el barrio El Peñón. En una zona hotelera y gastronómica, al lado de los barrios San Antonio y Centenario. Cada habitación cuenta con un exponente fundamental de la salsa como Pablo Lebrón, Piper Pimienta, Celia Cruz, Héctor Lavoe, Ismael Rivera y Tito Rodríguez. Artistas internacionales se han alojado en el hotel como el puertorriqueño Papo Cocote, el cual estuvo cuatro noches; también un deejay de salsa Irlandés. Músicos de la movida local pasan y se toman un café con su amigo Ara, como Carlos Guerrero, Melchor Zapata, Jairo Gañan, D’ Cache, entre otros.

“El hotel La Posada Salsa Boutique como idea concreta nace en 2008, pero su creación se produce en 2010. Me hace sentir bien que exista un hotel temático de salsa en Cali, y que el primero que exista sea aquí. Si me muero mañana quiero dejar algo para Cali: el primer hotel salsero en el mundo. El hotel cuenta con seis habitaciones, hay espacio para expandirnos. Nunca tuve un hotel en mi vida, por eso estamos aprendiendo, damos un servicio muy bueno a los clientes. Para 2012 mis proyectos con relación al hotel es ponerlo más en el mapa, mucha gente no lo conoce. Ojalá este hotel haga su aporte como lo ha hecho el movimiento melómano de Cali.”

 

Figura 1. ARA en la página editorial de la primera edición de Latin London Magazine.

Fuentes

Román Velásquez, Patria (1998). “El desarrollo de un circuito salsero y la construcción de identidades latinas en Londres”, en Revista de Ciencias Sociales de Puerto Rico (UPR), # 4 enero, 1998, pp 53-77.